¿Cómo disminuir la rotación de guardias?

Sabemos que en la actualidad, las personas dentro del campo laboral se encuentran en constante rotación de personal. Esta es uno de los principales problemas que afrontan las empresas sin importar el sector al que se dediquen.

Al parecer, mantener el talento humano y personal calificado se ha convertido en una tarea que exige gran dedicación por parte de las empresas actualmente. En el caso de las compañías de seguridad no es la excepción, por eso, si deseas saber cómo disminuir la rotación de guardias, no dejes de leer este artículo que tenemos para ti.

Existen muchos factores que conllevan a la alta rotación de personal dentro de una empresa y podríamos hablar de muchos. Sin embargo, entre los más frecuentes, podemos mencionar la desmotivación, la ausencia de beneficios para el trabajador por parte de la empresa, salarios por debajo del promedio y en muchos casos, la falta de una cultura organizacional que cree vínculo con los empleados.

Aprende a disminuir la rotación de guardias
Existen diferentes formas de lograr disminuir la rotación de guardias y personal en general dentro de una empresa. Lograr mantener un equipo de trabajo bien consolidado parte de una filosofía y prácticas para lograr crear una relación saludable entre la empresa y el trabajador.

No contrates por contratar
Uno de los errores más comunes dentro de las empresas es contratar personal con la firme intención de “cubrir vacantes”. Esta práctica puede resultar muy perjudicial para la empresa a largo plazo. Lo correcto, es analizar, estudiar y seleccionar al candidato ideal.

Muchas veces la premura y necesidades pueden hacer que la empresa se vea en la obligación de ingresar personal con rapidez, sin embargo esta no es la solución. Es importante revisar todos los aspectos referentes al prospecto para determinar que puede adaptarse a la cultura empresarial.

Investiga el motivo de la rotación de personal
Si notamos que nuestro personal está rotando muy rápido, lo primero que hay que hacer es detenerse e intentar encontrar la raíz de ello. Como hemos comentado anteriormente, las principales razones generalmente están ligadas a la desmotivación, salarios y poco incentivo hacia los trabajadores.

Aun así, no debes descartar ningún otro motivo. El clima organizacional, las relaciones entre trabajadores, falta de responsabilidad por parte del trabajador y más, pueden llegar a estar relacionadas con los motivos. El mejor consejo siempre será analiza muy bien la razón del problema.

Mejora el ambiente y las condiciones de trabajo
La mejor manera de motivar a tus trabajadores es brindándoles las condiciones óptimas para el desempeño de sus actividades, donde se sientan valorados y comprendidos por la empresa. Esto, no solo hará que se sientan comprometidos con la cultura y los valores empresariales, sino que mejorará su rendimiento y productividad durante su jornada laboral.

Por tal motivo, cuidar desde el ambiente y lugar de trabajo hasta brindarle las condiciones necesarias son factores determinantes para evitar la rotación de guardias, estimularlos mediante incentivos, recompensas por su desempeño y darles oportunidades de esparcimiento a través de actividades recreativas siempre es un excelente aliento.

Escucha a tu equipo de trabajo
No hay mejor manera de solucionar los problemas y conocer sus causas que conversando con tus empleados. Mantener una comunicación abierta y transparente es la mejor forma de entender a tu personal, lo que buscan y sobre todo, poder decirles lo que puedes ofrecer.

El feedback que obtendrás ayudará a conocer las fallas, debilidades de la empresa y poder atacarlas oportunamente para mejorar, brindar un mejor servicio a los clientes y por ende, conectar con los trabajadores.

La comunicación abre puertas al debate, a proponer ideas y desarrollar soluciones en equipo siempre bajo un objetivo y fin común. Anímate a reunirse y conversar con cada trabajador, ellos lo agradecerán y tus resultados serán satisfactoriamente positivos.